El extraño y atávico caso del monetarismo en la Argentina

fioritoPor Alejandro Fiorito

El economista Alejandro Fiorito señala que «existe una confusión básica entre correlación y relación causal del nivel de precios y la cantidad de dinero». Para indicar que «la causalidad esgrimida para la inflación es la inversa: mayores precios impulsados por mayores costos, implican mayores cantidades de dinero». Esos mayores costos pueden ser por una devaluación, aumento de precios internacionales de los principales productos de exportación y por puja distributiva entre el salario y la tasa de ganancia. Fiorito menciona que la explicación convencional falla al no considerar que las economías no están en pleno uso de su capacidad productiva ni de recursos, que la oferta es flexible a los aumentos de la demanda, que existen canales de esterilización de la emisión por parte de las bancas centrales regulando las tasas de interés a través de la colocación de letras; y que, en el caso específico de la economía argentina, la utilización de la capacidad productiva está hoy en niveles mínimos de los últimos años. O sea, que no es la demanda que impulsa los precios al alza. Fiorito indica que no es sólo una cuestión de verificar la correlación entre emisión y precios, sino también de que en la teoría económica moderna ha dejado de ser relevante el estudio de esa causalidad.

Ir al texto completo de la nota

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo En la Red

Una respuesta a “El extraño y atávico caso del monetarismo en la Argentina

  1. José

    Impresionante el debate que produjo la nota:
    http://grupolujan-circus.blogspot.com.ar/2014/09/el-extrano-y-atavico-caso-del.html
    Parafraseando a Carlos que participo de las opiniones “….muy bien, la inflación es un misterio esotérico de una densidad superior a la mecánica cuántica o la teoría de la relatividad” o sea tantos cuadernitos como maestritos. Resumiendo, ¡alcanza el sueldo para cubrir las mismas necesidades, sin pensar en capacidad de ahorro, ya sea en divisas, bonos acciones o “tutti le fiochi”? ¿Como se hace una reserva para atender los emergentes de salud u otras contingencias familiares y personales si los pesos se deprecian y no hay acceso a ahorro a valor constante de poder adquisitivo?
    Tal vez esta sea la inquietud de todos, salvo de los economistas teóricos y de los políticos de cualquier signo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s