De recaudadores a embajadores

Por Eduardo Di Cola*

di cola iiEl solo concepto de recaudador de campaña implica una fuerte presunción de corrupción. Es percibida como una actividad rayana con lo ilícito. La sola individualización de alguien con esa función es motivo cuanto menos de la generación de fuertes sospechas.

Esa es nuestra realidad política y social.

En sentido inverso, en los Estados Unidos de Norteamérica esta actividad es asumida en forma natural no solo por el sistema político sino por la sociedad en su conjunto y es así como lo reflejan los medios periodísticos.

Entiéndase que no estoy haciendo una valoración al respecto; simplemente describo una situación objetiva.

El diario Washington Post del 31 de julio pasado titula: Mamet, recaudador de contribuciones para Obama nominado embajador para Argentina. Luego agrega: «Otro gran recaudador de contribuciones para la campaña del Comité Nacional de Finanzas Obama 2012 toma una fina embajada. Noah Mamet, un negociante de Los Angeles, consultor político, ha sido nominado para ser embajador en Argentina».1

Como se puede apreciar, la nota hace referencia a «otro gran recaudador». Al respecto el diario dice: «Mamet, quien ha sido Director de Finanzas para el anterior líder demócrata desde 1995 a 2003 Richard Gephardt, recaudó al menos 1.3 millones de dólares para la campaña de Obama. Su total fue apenas atrás del abogado de Boston Robert Sherman de acuerdo a un cálculo del New York Times a mediados de 2012, quien fuera nominado para Portugal la semana pasada».

Es decir, dos exitosos recaudadores de la campaña política de Obama fueron premiados con sendas embajadas: Argentina y Portugal.

Imaginemos lo que sucedería en nuestro país si, en reconocimiento por las importantes sumas logradas en beneficio de su candidato, se lo designara embajador ante los Estados Unidos. Que el Gobierno argentino actuara de la misma manera que lo hizo el norteamericano.

Implicaría un gran escándalo. Los conocidos de siempre tratarían de neutralizar la nominación haciendo cola frente a la embajada del mencionado país para solicitar que su  gobierno no le otorgue el plácet correspondiente. Paradójicamente, denunciarían la cuestión ante el embajador estadounidense que precisamente fue designado por las mismas razones en la que fundamentarían sus cuestionamientos.

En fin, contradicciones en las que inevitablemente caen los que sistemáticamente tienen la propensión de pensar y actuar del lado de los intereses foráneos. Los que siempre convalidan las actitudes extranjeras en detrimentos de nuestras propias actitudes.

Notas

  1. «Another mega-bundlersnags a fine embassy. Noah Mamet, a Los Angeles business and political consultant and member of the Obama 2012 National Finance Committee, has been nominated to be ambassador to Argentina».

*Exdiputado nacional por Córdoba.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s